IPSO FACTO - Cómo se puede calcular el peso volumétrico de un paquete

¿Cómo se puede calcular el peso volumétrico de un paquete?

Calcular el peso volumétrico de un paquete es una tarea fundamental a la hora de gestionar y realizar cualquier envío. Esto no solo vale para profesionales: es también fundamental en el envío de paquetes y mensajería entre particulares. Es por ello que desde Ipso Facto, y como empresa de mensajería en Barcelona desde 1992, queremos mostrarte cómo se puede calcular el peso volumétrico de un paquete para llevar a cabo todo el proceso de forma correcta.

¿Por qué calcular el peso volumétrico de un paquete?

Calcular el peso volumétrico de un paquete es fundamental a la hora de realizar un envío. Este criterio nos permite saber qué regla se aplica al envío y en concreto qué tarifa le será asociada. El peso volumétrico indica cuál es la densidad de un paquete. Esta se mide en relación al espacio que ocupa un paquete con su peso real. Esta medida es fundamental tanto para el envío nacional como internacional. Así pues, a la hora de calcular el peso facturable se emplea el peso volumétrico para determinar cuál será la tarifa de envío. Normalmente, para envíos nacionales dicho peso volumétrico se toma respecto al mayor de los pesos comparados con el peso real. Igualmente, calcular el peso volumétrico de un paquete es importante porque los paquetes que excedan en peso y tamaño los límites marcados no podrán ser transportados.

¿Cómo calcular el peso volumétrico de un paquete?

En primer lugar, para calcular el peso volumétrico de un paquete se debe averiguar el volumen del mismo. El peso volumétrico, tal y como explicaremos más adelante, es una relación entre el volumen y el peso del paquete. Este nos arrojará una medida de su densidad. Para calcular el volumen de un paquete se debe multiplicar la altura por el largo y por el ancho. Exactamente igual que cuando hallamos el volumen de cualquier cuerpo. Cuando tengamos la medida debemos redondear siempre al número entero más cercano.

Una vez que conocemos el volumen de nuestro paquete debemos calcular el peso dimensional y el facturable. El peso real se puede medir con cualquier herramienta para pesaje. En el caso de tener que redondear lo haremos respecto a la siguiente medida de 0,5kg.

En segundo lugar se debe calcular el peso dimensional del paquete. Este se calcula dividiendo el volumen de su paquete en centímetros entre 5.000 para calcular el peso del paquete en kilos. Es importante recordar que los saltos en la escala de volumen se hacen multiplicando por 1.000 y no por 10 para cada salto. De nuevo, en el caso de tener que redondear se hace respecto a la fracción siguiente de 0,5kg.

El tercer paso es determinar el peso facturable. Se hace comparando el peso real de cada paquete con su peso dimensional. El mayor de los dos pesos es el peso facturable. Es este el que debemos emplear para calcular la tarifa de envío según las tablas de la empresa de mensajería y paquetería.

En Ipso Facto le ofrecemos toda la profesionalidad de un equipo dedicado al envío de paquetes desde 1992. Disponemos de servicios como localización de envío o varios puentes Barcelona – Madrid y otras partes del mundo. Confía en Ipso Facto para ganar en seguridad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *