3 aspectos a tener en cuenta si quieres enviar mercancías peligrosas

3 aspectos a tener en cuenta si quieres enviar mercancías peligrosas

Desde Ipso Facto queremos hablarte de algunos aspectos que debes tener en cuenta a la hora de enviar mercancías peligrosas. Queremos recordarte la importancia de tenerlos en cuenta debido a que el remitente es, en este sentido, responsable de empaquetar, etiquetar y declarar correctamente las mercancías peligrosas que envíe. Esto se debe a que existen para ellas ciertas restricciones de las que también te hablaremos en este artículo. Para tener más información relativa a envíos en general te aconsejamos consultar otros artículos relacionados.

1.- Tener claro qué se considera mercancía peligrosa

Por mercancía peligrosa entendemos aquellas sustancias que pueden poner en riesgo la seguridad, el medio ambiente, la integridad, salud y propiedad de una persona o un espacio. Estas mercancías están recogidas en una lista llamada IATA para el caso del transporte aéreo y otra llamada ADR para el transporte por tierra. El no cumplir con las exigencias debidas a la hora de realizar el transporte de mercancías peligrosas puede acarrear sanciones y multas. Al mismo tiempo, en el caso de que vaya a realizar el envío de productos que pudieran considerarse peligrosos pero que en realidad no lo sean es recomendable que ponga «no restringido» en un lugar visible para evitar problemas. Por ejemplo, en el caso de envío de químicos.

2.- Tener en cuenta el tipo de mercancía del que se trata según su peligrosidad

A la hora de enviar mercancías peligrosas debemos tener en cuenta la peligrosidad de las mismas. Para ello existe una escala que obra como criterio para saber cómo deben ser sus indicaciones. También nos prescribe cuáles son sus restricciones a la hora de realizar el envío.

  • Grupo I (X): son consideradas mercancías muy peligrosas
  • Grupo II (Y): mercancías de peligro medio
  • Mercancías del Grupo III (Z): mercancías de un riesgo menor

3.- Tener en cuenta la homologación para el producto

A la hora de enviar mercancías peligrosas debemos tener en cuenta dos tipos de homologación. La primera de ellas es la Homologación 4G, la segunda la 4GV.

Homologación 4G

Según ella se deben utilizar los envases para los que la caja está homologada. Esta prescripción vale tanto para los envases interiores como para los exteriores.

Homologación 4GV

Según esta homologación un envase interior puede ser de cualquier material que se llene correctamente. Dicho proceso de llenado debe realizarse en un laboratorio certificado en el que se superen todas las pruebas y se asigne un código de embalaje. En dicho código es donde viene reflejado el tipo de homologación, peso de la mercancía, país donde se homologa, código y grupo de embalaje.

Es importante conocer qué artículos pueden considerarse peligrosos. Sin que muchas personas lo sepan, productos de uso cotidiano como los perfumes, algunos productos químicos de limpieza o los simples aditivos alimenticios pueden considerarse como tal. Le recomendamos consultar a una empresa que desde 1992 lleva ofreciendo un servicio de calidad y garantías a sus clientes.

En Ipso Facto podemos resolverle cualquier duda a la hora de enviar mercancías peligrosas. Le recordamos que disponemos de un servicio de varios puentes aéreos al día dirección Madrid y que realizamos envíos a todas partes de España y el mundo. Consulte otros artículos relacionados para saber más sobre los tipos de mercancías y sus restricciones.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *