4 factores a tener en cuenta si quieres hacer una reclamación de envío

4 factores a tener en cuenta si quieres hacer una reclamación de envío

Desde Ipso Facto y como empresa de mensajería y paquetería en la provincia de Barcelona desde 1992, queremos hablarte de los procesos que debes llevar a cabo para realizar una reclamación de envío. Este proceso debe efectuarse siempre que no llegue un pedido y sospechemos que pueda haberse extraviado por haber sido mandado a otra dirección o simplemente haberse perdido por el camino a consecuencia de una negligencia o un robo. Esperamos que estos consejos te sirvan de ayuda y, al mismo tiempo te recomendamos consultar otros artículos relacionados como este sobre cómo hacer envíos económicos.

Asegúrate de que el envío debe ser reclamado

Un envío que se ha extraviado es aquél que ya no aporta información sobre su ubicación. Esta es la razón por la que resulta muy recomendable contar siempre con la opción de seguimiento de envío. En caso de que un paquete haya sido extraviado, esa ausencia de recorrido nos dará la pista de que efectivamente no sigue su curso normal. Hay que decir que el proceso de reclamación de envío es más fácil y accesible que otros procesos como por ejemplo el de rotura. Esto se debe a que partimos de una situación en la que la propia empresa conoce que, efectivamente, nuestro envío se ha extraviado.

Formalización de la reclamación de envío

Para llevar a cabo la reclamación de envío debemos cumplir una serie de pasos que nos garantizarán el éxito de la operación:

1.- Valorar el coste y la cantidad a reclamar por el envío que se ha extraviado. Para ello, debemos adjuntar también la factura para dicha valoración.

2.- Firmar la reclamación: en primer lugar hay que avisar a la empresa por correo electrónico y, posteriormente, hacer que llegue nuestra reclamación firmada a través de la presentación en una sede física, por acuse de recibo, por burofax, etc. Todo ello dentro de los plazos indicados para la reclamación de envío.

3.- Gestión por parte de la empresa: es la siguiente fase del proceso de reclamación de envío. Después de haber formalizado nuestra reclamación la empresa debe gestionar la situación. Para ello, dispone de un plazo de noventa días después de que aquella haya sido presentada. Naturalmente, el proceso de reclamación puede dilatarse en el caso de algunos objetos de difícil o compleja tasación.

4.- Acudir a las Oficinas de Atención al Consumidor o a las Juntas Arbitrales de Transporte: existe una opción generalista para los consumidores en el caso de que quieran apelar por no estar conformes con la resolución de reclamación de la empresa de transporte. Consiste en acudir a las Oficinas de Atención al Consumidor. Sin embargo, hay que decir que resulta mucho más eficaz acudir a las Juntas Arbitrales de Transporte. Con ello evitaremos tener que iniciar de forma obligatoria una reclamación judicial que puede ser mucho más larga en el tiempo y, además, más costosa.

Confía solo en profesionales

Como no podía ser de otra manera, la prevención es la mejor solución. Por ello, te recomendamos que cuentes siempre con el servicio de empresas de mensajería y paquetería especializadas como Ipso Facto. Todo nuestro equipo cuenta con la mayor dedicación para sus clientes. Desde 1992 les damos el mejor servicio de mensajería y paquetería en Barcelona, para toda España (con varios puentes aéreos a Madrid) e internacional.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *